IMAGEN ILUSTRATIVA

La “fiebre” y el deseo de realizar publicaciones en las redes sociales puede terminar pasándole una cara factura.

La mayoría de las personas suben fotos con familia y amigos cuando están de paseo. O en su vida cotidiana, desde una comida hasta estar en la cama, son razones para postear en redes como Facebook, Instagram o Twitter. Incluso muchas personas muestran la ubicación de donde están.

Aunque parece un detalle menor, divulgar al mundo por medio de las redes sociales lo que se hace, convierte a las personas en un blanco fácil del hampa.

Las redes sociales le dan suficiente información a los ladrones, como para tener seguridad de que su vivienda está sola y que usted podría portar bastante dinero en su lugar de paseo.

La subdirectora de la Fuerza Pública, Ericka Madriz, explicó que han detectado los efectos de dar señales a los ladrones, a través de redes sociales y también en las viviendas

Otro gran error es hacer demasiados videos, pues ahí usted está mostrando detalles del entorno. Nunca debe publicar fotos de menores de edad, pues la delincuencia cibernética se “consume” en internet para elegir asaltos, tráfico de personas y secuestros.

La Fuerza Pública recomienda hacer uso moderado y responsable de las redes virtuales. Además debe tomar otras consideraciones que “engañen” a los delincuentes y les hagan pensar que su vivienda no está sola.

  • Pídale a alguien de su confianza que retire los periódicos y volantes que quedan en la puerta de su casa
  • No permita que las luces queden siempre encendidas
  • Por más prisa que tenga, asegúrese de cerrar la puerta y la cochera