IMAGEN ILUSTRATIVA

La diputada del PLN, Franggi Nicolás, considera que en este Gobierno hay una ‘constante transgresión del discurso ético’.

La legisladora se refiere a supuestas reuniones secretas que sostuvo el presidente de la República, Carlos Alvarado, con las exdirectoras de Política Exterior de Cancillería que fueron nombradas de manera ilegal y después destituidas.

“Parece ser que la piñata y el secretismo en Cancillería no acaba (…) ¿Cuál es el motivo para que el Presidente se reuniera con dos personas destituidas? y ¿Por qué no desean responderle a la prensa?”, cuestionó.

Asimismo Nicolás denunció que nombraron a la hija de uno de los garantes éticos de la administración de Carlos Alvarado en el servicio exterior.

“Los garantes éticos nacieron para dar consejo o asesoría en temas de relevancia para el ejercicio de la Presidencia de la República en materia ética, u otros asuntos de interés de la gestión pública, pero además de las renuncias masivas de los mismos, hemos observado que algunos de ellos gozan de pensiones de lujo, salarios exorbitantes y otros con nombramientos de hijos en puestos de relevancia”, agregó la congresista.

“La casa de cristal sigue empañada”, concluyó la verdiblanca.