IMAGEN ILUSTRATIVA

Falsos funcionarios del Ministerio de Hacienda y del Ministerio de Industria Economía y Comercio (MEIC) lograron robar más de ¢1500 millones de colones en el último año mediante estafas a empresarios y pequeños comerciantes en el país.

Estas entidades, en conjunto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) reportan al menos 100 casos mensuales mediante llamadas de estafa.

El 2018 registró 922 denuncias y pérdidas por   ¢1400 millones y $230 mil dólares sin cuantificar el mes de diciembre.

Y las  autoridades reportan que los casos no paran. Por ejemplo, en estas 2 semanas del 2019, ya se reportan 49 denuncias.  Los datos fueron suministrados por Karla Chinchilla y Jonathan Sibaja de la sección de fraudes del OIJ.

Los montos de las estafas oscilan desde un millón hasta los 60 millones de colones.

El modo de operar

Las autoridades judiciales reportan que los grupos operan desde la cárcel en alianza con 1700 personas que son aliados.

Así operan:

1) Seleccionan a dueños de locales comerciales y empresarios como posibles víctimas.

2) Hacen llamada telefónica. Usan una “máscara” en el número telefónico y aparece similar al de los ministerio de Hacienda o Economía.

3) Piden usar una computadora para proseguir con el falso proceso de facturación electrónica, firma digital, sistema de Sicop o bien del programa de pymes del MEIC.

4) Piden instalar una aplicación o programa requerido para proceso. Entre ellos destacan: TeamViewer, Any Desk, Scan Desk y TryDriver. Estos son programas para acceso remoto a los dispositivos. Todo lo que la persona escriba en la computadora es visto por los delincuentes.

5)  Cuando acceden a la computadora de la víctima, observan toda la información bancaria que maneja la víctima (contraseñas, números de cuenta, perfiles de usuarios, etc) y a partir de ahí cometen las estafas.

Nogui Acosta, viceministro de Hacienda recordó que el ministerio no hace llamadas ni no va a las casas.

De igual manera, Laura Pacheco, ministra de Economía a.i. expresó que hay una gran preocupación por los datos que están recibiendo e hizo un llamado a poner más atención.

Las autoridades reconocieron que este tipo de estafas están ocurriendo en todo el país.