IMAGEN ILUSTRATIVA

¿Cómo será la vida cotidiana y las industrias en el futuro? Un análisis de la firma EY describe cómo las tecnologías emergentes y los cambios demográficos reinventarán el día a día de los seres humanos.

Los trabajos, la forma de consumo y la regulación de las sociedades son parte de lo que se señala en el estudio denominado “Megatendencias Latinoamericanas: Más allá de la disrupción”.

El reporte examina las últimas tendencias en perfeccionamiento humano (tecnología), populismo (globalización) y envejecimiento acelerado (demografía). Estas dinámicas originan las “megatendencias” tendrán un impacto en Latinoamérica.

“Es un hecho que la inteligencia artificial, la robótica o los vehículos autónomos afectarán la cultura del trabajo. Es más, ya vemos varios trabajos operativos que han sido reemplazados por máquinas. Pero esto no quiere decir que prescindiremos del recurso humano”, expresó Mario Morales, director de Estrategia e Innovación.

Las 10 megatendecias:

1. Industria redefinida: Las barreras entre industrias y segmentos están desapareciendo con la innovación digital y otras fuerzas. Se incrementará la compra de empresas para ingresar a nuevos segmentos con el fin de abordar nuevos mercados.

2. Futuro del trabajo: Los robots y la inteligencia artificial han llegado a permear el ámbito laboral. El análisis contempla los aspectos tecnológicos, demográficos, contratos sociales y sector público, liderazgo, aprendizaje y educación.

3. Súper consumidor: El empoderamiento del súper consumidor es distinto, las personas se vuelven pasivas porque las computadoras toman decisiones por ellos. Se comunicarán con los mercados, las empresas y los gobiernos en un entorno distinto al de hoy mediante asistentes virtuales digitales.

4. Diseño del comportamiento: Los humanos están predispuestos a las nuevas tecnologías porque generan riesgos, sin embargo existen sesgos cognitivos que nos llevan a sobreestimar sus amenazas.

5. Regulación adaptativa: Posiblemente nunca se llegará a un punto en el que la inteligencia artificial pueda redactar o modificar regulaciones de manera autónoma, pero si es posible imaginar algoritmos que analicen datos e identifiquen algunos insights. Este proceso debe darse de manera abierta, en tiempo real y ser dinámico.

6. Reasignando la urbanización: Las ciudades están siendo rediseñadas por los desafíos de la sostenibilidad y los cambios en el transporte. Resulta vital tener en cuenta a futuro la sostenibilidad ambiental y el transporte con plataformas de viajes compartidos, vehículos autónomos y eléctricos.

7. Comunidades innovadoras: Las ciudades tienen límites tales como las malas condiciones climáticas, escasez de recursos, contaminación y altos costos en bienes raíces. Esto provoca que los jóvenes y empresas opten por buscar lugares más baratos y así reducir la presión sobre las mega ciudades.

8. Salud reinventada: El envejecimiento de las poblaciones y los estilos de vida cada vez más sedentarios han puesto los costos en una trayectoria complicada, por lo que se deberá proporcionar atención personalizada y de bajo costo a gran escala.

9. Comida a la medida: La industria alimentaria está experimentando las corrientes de la disrupción, enfocándose en desarrollar proteínas diseñadas, utilizando la biotecnología y digitalmente manejando granjas inteligentes y verticales, que sean sostenibles y generen mayor rendimiento en menor espacio.

10. Economía molecular: La capacidad para manipular lo que se desee está incrementando. La investigación integrada, a través de disciplinas que abarcan la biología, informática, electrónica, matemáticas, física y química señalan que la nanotecnología está ingresando en su fase disruptiva.